¿Cuáles son los pasos del proceso de reciclaje?

Para poder reciclar hay muchos procesos involucrados, lo que implica el trabajo de gente, el uso de maquinaria y el transporte de varios kilómetros de los diferentes materiales.

1. Consumo – el primer paso es cuando compramos algo y lo utilizamos, en este momento es importante preferir productos con envases de materiales que se puedan reciclar como vidrio, aluminio, cartón sin recubrimiento (evitando tetrapack), plástico rígido o papel. Evita ante todo el uso de productos que contengan unicel o tetrapack ya que no se pueden reciclar.

2. Separación – el segundo paso es separar los desechos y es solamente responsabilidad tuya, ya que necesitas poner en diferente lugar las cosas que se pueden reciclar del resto de la basura. La manera correcta de separar es limpiando los materiales para quitar residuos de alimentos y evitar olores o moscas, aplastándolos para que ocupen menos espacio (excepto el vidrio) y colocarlo en el lugar adecuado para que sea reciclado.

3. Recoger y transportar – una empresa dedicada al reciclaje recoge los materiales de los diferentes centros de acopio y lo transporta para su procesamiento.

4. Compactar y transportar – una vez en el lugar de procesamiento, lo necesitan compactar con maquinas compactadoras para crear paquetes de 1 tonelada y poder llevarlo al lugar donde serán transformados.

5. Transformar y transportar – cuando llegan a la fábrica de transformación, los materiales se necesitan limpiar para poder ser triturados en pequeños pedacitos, después se funden en hornos muy grandes y finalmente se laminan y se vuelven a transportar a donde serán utilizados para crear algo nuevo. Todo esto utiliza varias maquinas y mucha gente para operarlo.

6. Fabricar algo nuevo – en este último paso te sorprenderías de todo lo que se puede hacer con material de desecho: ropa, peluches, escobas, muebles, juguetes, tela, adornos y envases nuevos de aluminio, plástico, vidrio y cartón, que serán llevados nuevamente para envasar productos, pero sin haber consumido más recursos del planeta y haber evitado contaminación. Vale la pena, ¿no crees?

¿Cómo se hace?

Reciclar es muy fácil una vez que eres consciente de tu responsabilidad, pero no podemos reciclar todo lo que se produce, tenemos que empezar por usar las 3 R:

  • REDUCE. Evita todo aquello que de alguna forma genera un desperdicio innecesario. piensa lo que eliges y si podrías hacer lo mismo evitando basura. En la opción de usar vasos de plástico o de vidrio, elije vidrio.
  • REUTILIZA. Vuelve a utilizar un producto en varias ocasiones. Dale la máxima utilidad y si ya no te sirve a ti regálalo a alguien más, siempre habrá alguien a quien le sirva lo que a ti ya no te sirve.
  • RECICLA. separa los productos que ya no son útiles para volverlos a utilizar y poder llevarlos a donde serán procesados

Compartir en Redes Sociales